Proyecto de Ley General de Derechos Culturales se convoca en Periodo Extraordinario

Tras consultar a más de 3000 personas, el Poder Ejecutivo presenta el proyecto de ley al Poder Legislativo para su discusión.

Su  aprobación será fundamental para que el Estado invierta decididamente en cultura y tutele adecuadamente los derechos culturales de la ciudadanía.

San José, 25 de marzo de 2014. Con el número de expediente 19.054 y por iniciativa del Poder Ejecutivo, el pasado 20 de marzo fue convocado en el periodo de sesiones extraordinarias el proyecto de Ley General de Derechos Culturales.

Este paso es la culminación de una larga y fructífera etapa de construcción de este proyecto, liderada por el Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ) y que incluyó, entre otras fases, una consulta a más de 3000 personas de distintos sectores.

A partir de esta convocatoria el proyecto deberá ser publicado en La Gaceta para que inicie su discusión en la Comisión Legislativa que lo dictaminará.

Con este paso inicia una nueva etapa en la aprobación de una Ley General de Derechos Culturales, la cual complementaría a la Política Nacional de Derechos Culturales, aprobada en diciembre de 2013. Ambos son instrumentos fundamentales en el reconocimiento y garantía de parte del Estado de los Derechos Culturales de los costarricenses.

Durante este proceso ha privado la calidad de los productos finales por sobre el tiempo, con el fin de que las herramientas respondan a las necesidades y requerimientos actuales en materia cultural.

Manuel Obregón, ministro de Cultura y Juventud, expresó: “Estamos muy satisfechos con el proceso realizado, con la respuesta de los diferentes sectores a nuestro llamado a participar de las consultas y con el producto logrado. De la manera más atenta solicitamos a los señores y señoras diputados discutir este proyecto con el mismo rigor y cuidado que tuvimos durante su construcción, con el fin de enriquecerlo y finalmente aprobar una ley que promueva y garantice cabalmente los derechos culturales de la ciudadanía”.
¿Cuáles son sus principales contenidos?

De aprobarse este proyecto de ley, el país contará con una ley que amplía la visión de cultura, reconociendo la diversidad de formas de expresión cultural que coexisten en el país y que no atentan contra ningún derecho humano.

Además, el proyecto reconoce los derechos culturales, entre ellos: el derecho a la libre participación en la vida cultural, el derecho al acceso efectivo a la vida cultural, el derecho a la información y a la comunicación; el derecho a la libertad de expresión cultural, y el derecho de recibir estímulo para la actividad creadora, entre otros importantes derechos culturales.

Para garantizarlos, crea el Sistema Nacional de Protección y Promoción de los Derechos Culturales, el cual articula los diferentes ámbitos, políticos e institucionales, sectoriales e intersectoriales del Sector Cultura, así como instancias para la participación de organizaciones civiles. A través de mecanismos permanentes de participación se harán propuestas, formalizarán acuerdos y se tomará parte activa del proceso de diseño, implementación y seguimiento de las políticas, programas y actividades culturales, a nivel local, regional y nacional.

El proyecto incluye también un capítulo sobre los derechos culturales de los pueblos indígenas, mediante el cual se crea una Unidad de Culturas Indígenas en el MCJ,  que entre otros fines, genere espacios de coordinación entre los pueblos indígenas y la administración pública a fin de proteger sus derechos culturales.

La ley autorizaría al Ministerio de Cultura y Juventud a generar, percibir y utilizar ingresos por servicios brindados. Los mismos se destinarán a financiar acciones que estén dentro del Plan Nacional de Desarrollo para Cultura y de acuerdo al marco jurídico existente. Esto sería una oportunidad para financiar proyectos culturales a nivel local y regional.

En cuanto a promoción cultural el proyecto de ley toca temas de vital importancia como el acceso universal a la educación cultural y artística (art. 68), capacitación para actividad creadora y para la gestión cultural (art. 71), becas e intercambios internacionales (art. 72), protección a los trabajadores y trabajadoras en el ámbito cultural (art. 77), fortalecimiento de un mercado nacional de productos y servicios culturales (art. 79), y la creación  de una Unidad de Cultura y Economía en el Ministerio de Cultura y Juventud que ponga en marcha un Programa Nacional de Promoción de la Economía Cultural Costarricense.

Se propone además la gestión y protección del patrimonio cultural, de manera integral, reconociendo aquellos ámbitos del patrimonio que se encuentran desprotegidos.

La construcción de una ley y una política de Derechos Culturales es parte de las acciones para ampliar el concepto de cultura que ha promovido la actual administración y que incluye otras leyes para brindar mayor coherencia a dicha visión. Entre estas están la Ley #8916, Aprobación de la Convención sobre la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales; Ley #9211, Ley de Premios Nacionales de Cultura; y Ley #18.002, Aprobación de la adhesión de la República de Costa Rica al Convenio de Integración Cinematográfica Iberoamericana.

Descargue el Proyecto de Ley en este enlace:

Costa Rica aprobó Política Nacional de Derechos Culturales

· Instrumento orientará estratégicamente la elaboración de planes y proyectos del Estado costarricense, para la protección y promoción de los diferentes ámbitos culturales en el país.

San José, 17 de diciembre de 2013. La Presidenta de la República, Laura Chinchilla Miranda; y el ministro de Cultura y Juventud, Manuel Obregón López, firmaron esta mañana en Consejo de Gobierno la Política Nacional de Derechos Culturales (PNDC), que regirá del 2014 al 2023.

Este documento se elaboró tras un amplio proceso de consulta en el que participaron más de tres mil personas, y representa un paso fundamental en el proceso de dotar al Estado costarricense de una herramienta que oriente con claridad y de manera consistente, los planes de gobierno y las acciones estratégicas del Sector Cultura, a nivel nacional, regional y local.

Para lograrlo, la PNDC define un conjunto de principios, enfoques, lineamientos y ejes estratégicos, identificados a través de la consulta, como prioritarios para estimular la libre y efectiva participación de la diversidad de las poblaciones en la vida cultural, así como mecanismos para la articulación positiva de las instancias que promueven expresiones culturales, en los procesos de desarrollo humano, social y económico, en la diferentes regiones de país.

De acuerdo con el ministro de Cultura y Juventud, Manuel Obregón, “esta Política constituye un logro fundamental en la historia de la institucionalidad costarricense, por cuanto se aprueba como política de Estado para proteger y promover los derechos humanos culturales, en sus diferentes ámbitos de interacción. No solo propone la actualización orgánica del Ministerio de Cultura y Juventud para ponerlo a la altura de los requerimientos actuales, sino que también propone mecanismos que buscan potenciar la dimensión de la cultura, como un potente vector y motor del desarrollo, con la participación de las personas, grupos, pueblos y organizaciones culturales a nivel nacional”.

A partir de este momento se comenzará a diseñar y gestionar el Plan de Acción, donde se precisan las acciones específicas que deberán realizarse, los resultados esperados, los tiempos, las instancias responsables y los recursos asignados para su ejecución, así como los mecanismos de monitoreo y evaluación necesarios para asegurar su cumplimiento.

Los contenidos

La Política Nacional de Derechos Culturales la elaboró un equipo multidisciplinario, conformado por la Comisión interministerial para la construcción de la Política y la Ley de Derechos Culturales, el Grupo de Apoyo Multidisciplinario y el equipo de asesoría especializado del Centro de Acción Pro Derechos Humanos.

La PNCN establece los siguientes ejes estratégicos para cumplir con los objetivos definidos:
1. Participación efectiva y disfrute de los derechos culturales en la diversidad.
2. Dinamización económica de la cultura.
3. Protección y gestión del patrimonio cultural, material e inmaterial.
4. Fortalecimiento institucional para la promoción y la protección de los derechos culturales.
5. Derechos culturales de los Pueblos Indígenas.

El documento está organizado de la siguiente manera: el capítulo 1 describe el Proceso Metodológico para la Formulación de la PNDC y su respectivo Marco de Acción. El capítulo 2, titulado Marco de Referencia, incluye el Enfoque de Cultura, la Fundamentación Jurídica de la PNDC, y un Análisis de Situación de la Cultura en Costa Rica. El capítulo 3 detalla los principios y enfoques que orientarán la ejecución de esta Política.

El capítulo 4 expone en detalle los lineamientos de la PNDC, a partir de los cinco ejes estratégicos definidos. Para cada eje estratégico se hace referencia a las aspiraciones, el objetivo general y los lineamientos específicos, a saber: situación/problema, líneas de acción, estrategias y responsables. El capítulo 5 se describe el Sistema Nacional de Protección y Promoción de Derechos Culturales, valga decir, la especificación de la manera en que el Sector Cultura, propone impulsar y coordinar la puesta en marcha de la PNDC.

El Sistema Nacional de Protección y Promoción de Derechos Culturales, estará integrado por:
a) Un Consejo Sectorial de Cultura, con la función principal de coordinar con los órganos e instituciones del Sector Cultura, la armonización y vinculación de los Planes Operativos Institucionales y el Plan Nacional de Desarrollo;
b) Un Consejo Intersectorial de Políticas Culturales, para articular la PNDC con los otros ministerios e instituciones, con la participación de las organizaciones culturales;
c) Un Consejo de Gestión Cultural Regional, para estimular la regionalización del MCJ con las municipalidades, las instituciones que forman parte del Consejo Intersectorial, la empresa privada, el sector cooperativo, los foros regionales civiles de cultura y los pueblos étnicos que habitan en cada región.
d) Los Foros Regionales de Cultura, compuestos en cada región por personas, grupos y redes culturales civiles, que trabajan en pro de las gestión, promoción, investigación, difusión y producción cultural, para evaluar, participar y proponer acciones para el cumplimiento de la PNDC.
e) Una Secretaría Técnica de Políticas Culturales y un Comité técnico intersectorial, con las funciones de apoyar la gestión, el seguimiento, la evaluación de la PNDC, la coordinación interinstitucional y el cumplimiento de los compromisos adquiridos por las instituciones estatales, en torno a la PNDC.

Encuentre el documento para su descarga en este enlace.

Conclusiones de los Foros de Reflexión

Les presentamos las principales conclusiones de los foros realizados el pasado martes 10 de setiembre en el Teatro la Aduana.

Foro de Reflexión Políticas Culturales Locales

Debe fomentarse la participación de la Municipalidades, para que en conjunto con otras instituciones y con las organizaciones sociales, se formulen las Políticas Culturales Locales (PCL). Es necesario que las políticas públicas se formulen con la participación de las personas, con los habitantes del cantón.

Pero no solo es importante facilitar la participación ciudadana durante la consulta, sino también, crear los mecanismos adecuados para la participación ciudadana en la toma de decisiones. Promover presupuestos participativos, en una estructura de Estado más horizontal. Lo que se ha construido con las personas, luego no debe ser dejado de lado, por el contrario, ha y que garantizar los mecanismos de seguimiento y estabilidad.

Es una responsabilidad de la Municipalidades facilitar la construcción de las PCL en el cantón. Pero el Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ) debe acompañar estos procesos. foro6Ambas instancias deben velar por la consulta participativa. Al respecto enunció Fresia Camacho: “esta es la mejor posibilidad de aprender unos de otros, de enriquecernos mutuamente, de mejorar colectivamente

En palabras de Celio Turinoquien produce cultura es la gente, por tanto son las personas quienes saben lo que necesitan. La competitividad es una posibilidad pero no la única. Hay otras maneras de pensar el mundo, otras formas de economía, como por ejemplo las economías solidarias”.

En las versiones preliminares de la Política Nacional de Derechos Culturales y la Ley General de Derechos Culturales (PNDC-LGDC), debe aún ampliarse la visión con respecto a la responsabilidad de las Municipalidades y la corresponsabilidad entre los diferentes sectores sociales. El Sistema Nacional de Promoción y Protección de los Derechos Culturales, debe ser más amplio en los mecanismos que propone para la participación y toma de decisiones de otros sectores.

Anota George Yúdice que “es muy importante comprender la realidad local, la manera en que funcionan los diferentes actores y tomarles su parecer

foro5Las PCL deben estimular la firma de convenios entre el MCJ, las Municipalidades, las otras instituciones, las empresas privadas y las organizaciones civiles. Hay que crear una agenda común, eliminar “la guerra entre sectores”, sensibilizar para eliminar las barreras y la incomprensión entre gestores culturales locales y los políticos que ejercen puestos de decisión.

Actualmente el 80% de la Municipalidades no cuenta con una política de cultura, un gestor cultural o un plan de desarrollo cultural. La participación de las personas jóvenes en la toma de decisiones es prácticamente nula. Tampoco existen suficientes convenios  entre Educación y Cultura, a pesar de los grandes aportes que esta relación puede generar.

Estos planteamiento son complejos de implementar. Esto requiere un proceso de construcción social y mucha incidencia política. Ni siquiera el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM) tiene un encarado de cultura. No es una tarea fácil pero es muy necesaria.

Concluye Turino compartiendo que “cuando hablamos de cultura y desarrollo, de crear otra sociedad con nuevos valores, en definitiva estamos diciendo que nos interesa la convivencia pacífica, el amor y el buen vivir”.

*****

Foro de reflexión ¿por qué una Ley y una Política sobre Derechos Culturales?

Los invitados internacionales coinciden en que esta propuesta de LGDC-PNDC, tiene un carácter innovador a nivel latinoamericano. No hay en otros países una legislación aprobada, con una visión tan avanzada sobre derechos culturales. Esto pondrá a Costa Rica de nuevo (ya que lo fue en los años 70), en un lugar de gran actualización en materia de política cultural, y probablemente será un ejemplo a emular en los otros países de la región.

En el país no existen instrumentos que garanticen los derechos culturales, a pesar de que se han ratificado diversos convenios internacionales, tales como la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, la Convención sobre la Protección y la Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. Por lo tanto, en Costa Rica estos dos instrumentos (PNDC-LGDC) vendrían a articular las legislaciones e iniciativas culturales existentes.

Declaró Manuel Obregón, Ministro de Cultura y Juventud, que “durante el proceso de consulta, se evidenció que la mayor parte de las demandas u observaciones recibidas, tienen que ver con la necesidad ciudadana de hacer valer sus derechos en alguno de los fotos forosámbitos de la cultura. Se propone que el Estado costarricense a través del MCJ, cumpla con el deber de promover y garantizar los derechos culturales, amparados en un enfoque de derechos humanos”.

La cultura no solo comprende las disciplinas artísticas, sino también una serie de prácticas, valores, maneras de hacer, de relacionarse. La cultura contribuye al desarrollo integral del ser humano y de la sociedad. Gran parte de las barreras que debemos resolver, tiene que ver con barreras simbólicas, con las escalas de valor que se convierten en cánones culturales y una serie de modelos que se reproducen en la educación, que no dejan mucha entrada para la diversidad de otras expresiones.

La PNDC-LGDC son también instrumentos idóneos para la construcción de procesos de paz, de cohesión social, de disminución de enfermedades sociales, y de lucha contra el crimen organizado. Es esencial comprender la relación que la PNDC-LGDC tienen con los derechos humanos, incluyendo el derecho que toda persona posee de participar libremente en la vida cultural.

La PNDC-LGDC, abarca muchos espacios y no está pensada para mejorar la estructura organizativa del MCJ, sino que también propone instituir una política intersectorial, en conjunto con la otras instituciones, que reconozcan y asuman los problemas transversales, del acceso a las prácticas culturales, de seguridad ciudadana, de diversidad, género, etnia generacionales.

Para George Yúdicela política de presupuesto participativo en Medellín, es un muy buen ejemplo de dar espacio real a los jóvenes y a las personas en general, en la toma de decisiones. Esto permite que se generen acciones que responden directamente a solucionar las necesidades de la sociedad civil”.

Para poder implementar la PNDC, el MCJ requiere de un proceso de reorganización estructural, de desconcentración y de cambio de su modelo de gestión, para que responda a los nuevos enfoques y requerimientos de la interculturalidad, al interno del país y en sus relaciones internacionales.

Al respecto mencionó Irene Morales, Viceministra de Juventud, que “de manera paralela hay que construir una propuesta para la participación ciudadana, porque es una de las principales conclusiones extraída de toda la consulta. Pero se debe diseñar una estrategia de participación que sea realista y efectiva, que permita hacer cambios a través del tiempo”.

foros7Para Celio Turinohay que pensar la economía en función de la cultura y no la cultura en función de la economía. Los sistemas políticos deben estar al servicio de la vida y no los sistemas de la vida al servicio de los sistemas políticos”.

Foros con expertos internacionales sobre la Ley General de Derechos Culturales y la Política Nacional de Derechos Culturales

  • anuncio_media_color2Ministerio de Cultura y Juventud realizará foros el próximo martes 10 de setiembre con expertos extranjeros.
  • Ambos espacios serán abiertos al público y no se necesita reservar espacio.

San José, 2 de setiembre de 2013. El Ministerio de Cultura y Juventud abrirá dos espacios para discutir a nivel nacional el debate sobre los Derechos Humanos Culturales, en el marco de  la validación de la Política Nacional de Derechos Culturales y la Ley General de Derechos Culturales.

Los espacios serán con tres importantes expertos en distintos temas relacionados con la legislación cultural en el continente: Celio Turino (Brasil), George Yúdice (Estados Unidos) y Ernesto Piedras (México.) Ambos se realizarán el próximo martes 10 de setiembre.

El objetivo de estos espacios es elevar al plano nacional, el debate sobre los Derechos Humanos Culturales, en el marco de  la validación de la Política Nacional de Derechos Culturales y la Ley General de Derechos Culturales.

Estos foros forman parte de la etapa de validación de los textos preliminares de estos documentos,  la cual  inició en julio de este año. Es el último espacio en el camino hacia la construcción de ambos instrumentos, el cual comenzó en el 2010 y ha contemplado un intenso trabajo en vinculación con distintos sectores sociales.

Ambos foros serán abiertos al público y no se necesita reservar espacio para asistir.


Detalle de los Foros:

1- Foro de reflexión: LAS POLÍTICAS CULTURALES LOCALES

Martes 10 de setiembre, a las 10 a.m.
Teatro La Aduana
(Sede de la Compañía Nacional de Teatro)

Participan:

El Sr. Manuel Obregón, Ministro de Cultura y Juventud, inaugura la actividad.

En la mesa principal: Invitados internacionales: Celio Turino, George Yúdice, Ernesto Piedras. invitados nacionales: Sra. Shirley Salazar, Gestora Cultural de la Municipalidad del cantón de Grecia; Sr. Rafael Flores de la Red Cultural Intermunicipal (RECIM); Sra. Fresia Camacho, Asesora del Ministro en Cultura Viva Comunitaria. Modera: Giancarlo Protti, coordinador de la Comisión PNDH-LGDH.

En el público asistente: Alcaldesas y alcaldes de diferentes cantones el país; Encargadas(os) de Cultura de las Municipalidades; Comisión del MCJ para la PNDC-LGDC; CAPDH; Asesores del Ministro; Integrantes del Grupo de Apoyo Multidisciplinario (GRAM); Invitados especiales y público en general

Objetivo: Propiciar la reflexión con alcaldes y alcaldesas municipales, sobre la importancia de la elaboración y ejecución de Políticas Culturales Locales.

2- Foro de reflexión: ¿Por qué una Ley y una Política sobre Derechos Culturales?

Martes 10 de setiembre, a las 6 pm
Teatro La Aduana
(Sede de la Compañía Nacional de Teatro)

Participan:

Sr. Manuel Obregón, Ministro de Cultura y Juventud, quién inaugura la actividad.

En la mesa principal: Invitados internacionales: Celio Turino, George Yúdice, Ernesto Piedras. Invitados nacionales: Sra. Irene Morales, Viceministra de Juventud; Modera: Ana María Trejos, integrante del equipo consultor Centro de Acción Pro derechos Humanos.

En el público asistente: Foro abierto a público en general.

Objetivo: Propiciar la reflexión abierta con especialistas y con el público en general, sobre la importancia de la Política Nacional de Derechos Culturales y la Ley General de Derechos Culturales, en el desarrollo cultural del país.