Conclusiones de los Foros de Reflexión

Les presentamos las principales conclusiones de los foros realizados el pasado martes 10 de setiembre en el Teatro la Aduana.

Foro de Reflexión Políticas Culturales Locales

Debe fomentarse la participación de la Municipalidades, para que en conjunto con otras instituciones y con las organizaciones sociales, se formulen las Políticas Culturales Locales (PCL). Es necesario que las políticas públicas se formulen con la participación de las personas, con los habitantes del cantón.

Pero no solo es importante facilitar la participación ciudadana durante la consulta, sino también, crear los mecanismos adecuados para la participación ciudadana en la toma de decisiones. Promover presupuestos participativos, en una estructura de Estado más horizontal. Lo que se ha construido con las personas, luego no debe ser dejado de lado, por el contrario, ha y que garantizar los mecanismos de seguimiento y estabilidad.

Es una responsabilidad de la Municipalidades facilitar la construcción de las PCL en el cantón. Pero el Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ) debe acompañar estos procesos. foro6Ambas instancias deben velar por la consulta participativa. Al respecto enunció Fresia Camacho: “esta es la mejor posibilidad de aprender unos de otros, de enriquecernos mutuamente, de mejorar colectivamente

En palabras de Celio Turinoquien produce cultura es la gente, por tanto son las personas quienes saben lo que necesitan. La competitividad es una posibilidad pero no la única. Hay otras maneras de pensar el mundo, otras formas de economía, como por ejemplo las economías solidarias”.

En las versiones preliminares de la Política Nacional de Derechos Culturales y la Ley General de Derechos Culturales (PNDC-LGDC), debe aún ampliarse la visión con respecto a la responsabilidad de las Municipalidades y la corresponsabilidad entre los diferentes sectores sociales. El Sistema Nacional de Promoción y Protección de los Derechos Culturales, debe ser más amplio en los mecanismos que propone para la participación y toma de decisiones de otros sectores.

Anota George Yúdice que “es muy importante comprender la realidad local, la manera en que funcionan los diferentes actores y tomarles su parecer

foro5Las PCL deben estimular la firma de convenios entre el MCJ, las Municipalidades, las otras instituciones, las empresas privadas y las organizaciones civiles. Hay que crear una agenda común, eliminar “la guerra entre sectores”, sensibilizar para eliminar las barreras y la incomprensión entre gestores culturales locales y los políticos que ejercen puestos de decisión.

Actualmente el 80% de la Municipalidades no cuenta con una política de cultura, un gestor cultural o un plan de desarrollo cultural. La participación de las personas jóvenes en la toma de decisiones es prácticamente nula. Tampoco existen suficientes convenios  entre Educación y Cultura, a pesar de los grandes aportes que esta relación puede generar.

Estos planteamiento son complejos de implementar. Esto requiere un proceso de construcción social y mucha incidencia política. Ni siquiera el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM) tiene un encarado de cultura. No es una tarea fácil pero es muy necesaria.

Concluye Turino compartiendo que “cuando hablamos de cultura y desarrollo, de crear otra sociedad con nuevos valores, en definitiva estamos diciendo que nos interesa la convivencia pacífica, el amor y el buen vivir”.

*****

Foro de reflexión ¿por qué una Ley y una Política sobre Derechos Culturales?

Los invitados internacionales coinciden en que esta propuesta de LGDC-PNDC, tiene un carácter innovador a nivel latinoamericano. No hay en otros países una legislación aprobada, con una visión tan avanzada sobre derechos culturales. Esto pondrá a Costa Rica de nuevo (ya que lo fue en los años 70), en un lugar de gran actualización en materia de política cultural, y probablemente será un ejemplo a emular en los otros países de la región.

En el país no existen instrumentos que garanticen los derechos culturales, a pesar de que se han ratificado diversos convenios internacionales, tales como la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, la Convención sobre la Protección y la Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. Por lo tanto, en Costa Rica estos dos instrumentos (PNDC-LGDC) vendrían a articular las legislaciones e iniciativas culturales existentes.

Declaró Manuel Obregón, Ministro de Cultura y Juventud, que “durante el proceso de consulta, se evidenció que la mayor parte de las demandas u observaciones recibidas, tienen que ver con la necesidad ciudadana de hacer valer sus derechos en alguno de los fotos forosámbitos de la cultura. Se propone que el Estado costarricense a través del MCJ, cumpla con el deber de promover y garantizar los derechos culturales, amparados en un enfoque de derechos humanos”.

La cultura no solo comprende las disciplinas artísticas, sino también una serie de prácticas, valores, maneras de hacer, de relacionarse. La cultura contribuye al desarrollo integral del ser humano y de la sociedad. Gran parte de las barreras que debemos resolver, tiene que ver con barreras simbólicas, con las escalas de valor que se convierten en cánones culturales y una serie de modelos que se reproducen en la educación, que no dejan mucha entrada para la diversidad de otras expresiones.

La PNDC-LGDC son también instrumentos idóneos para la construcción de procesos de paz, de cohesión social, de disminución de enfermedades sociales, y de lucha contra el crimen organizado. Es esencial comprender la relación que la PNDC-LGDC tienen con los derechos humanos, incluyendo el derecho que toda persona posee de participar libremente en la vida cultural.

La PNDC-LGDC, abarca muchos espacios y no está pensada para mejorar la estructura organizativa del MCJ, sino que también propone instituir una política intersectorial, en conjunto con la otras instituciones, que reconozcan y asuman los problemas transversales, del acceso a las prácticas culturales, de seguridad ciudadana, de diversidad, género, etnia generacionales.

Para George Yúdicela política de presupuesto participativo en Medellín, es un muy buen ejemplo de dar espacio real a los jóvenes y a las personas en general, en la toma de decisiones. Esto permite que se generen acciones que responden directamente a solucionar las necesidades de la sociedad civil”.

Para poder implementar la PNDC, el MCJ requiere de un proceso de reorganización estructural, de desconcentración y de cambio de su modelo de gestión, para que responda a los nuevos enfoques y requerimientos de la interculturalidad, al interno del país y en sus relaciones internacionales.

Al respecto mencionó Irene Morales, Viceministra de Juventud, que “de manera paralela hay que construir una propuesta para la participación ciudadana, porque es una de las principales conclusiones extraída de toda la consulta. Pero se debe diseñar una estrategia de participación que sea realista y efectiva, que permita hacer cambios a través del tiempo”.

foros7Para Celio Turinohay que pensar la economía en función de la cultura y no la cultura en función de la economía. Los sistemas políticos deben estar al servicio de la vida y no los sistemas de la vida al servicio de los sistemas políticos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cuatro =